Durante los últimos años cada día a día escuchamos más y más la palabra “sostenible” y que nace por la preocupación por nuestro entorno y nuestro medio ambiente, cada vez más castigado por nuestro modo de vida. El propósito es reducir la emisión de gases contaminantes y los residuos que generamos en nuestro día a día.
En Vivocord llevamos años preocupándonos por esto y trabajando para conseguir cordones que, por una parte cumplan perfectamente con su función, pero que al mismo tiempo se reduzca el peso de cada cordón y con ello también el coste de éste. Todo ello sin olvidar que los cordones deben de cumplir con la Reglamentación Sanitaria para los materiales destinados a entrar en contacto con alimentos.

Hace años creamos un sistema revolucionario que patentamos con el nombre de “knotlesscord” en el que se sustituía el nudo tradicional de los extremos de los cordones para industria cárnica, por un cosido de éstos, con lo que se reducía considerablemente la cantidad de cordón empleado y con ello el peso, consiguiendo un mayor rendimiento y un ahorro importante. Este sistema sigue funcionando de forma extraordinaria y cada día son más los clientes que están utilizando este tipo de cordón, con lo que hemos tenido que ir ampliando nuestra maquinaria.

Durante todo este tiempo hemos ido creando diferentes modelos, con el fin de ampliar nuestra gama y de esta forma poder cubrir todas las necesidades de nuestros clientes y recientemente hemos puesto en funcionamiento una nueva línea de cordones para jamones y paletas con un tipo de trenzado que lo hacen muy atractivo y manejable y lo que es más importante, con un peso muy reducido, contribuyendo a esta “sostenibilidad”.