Tras muchas y constantes solicitudes por parte de nuestros clientes de la industria cárnica, hemos desarrollado un nuevo concepto de funda para jamón. Una de las principales características es que le confiere al jamón una total diferenciación en el punto de venta.

Se trata de un tejido totalmente personalizable, tanto en colores como en logotipos, logrando una imagen exclusiva del producto final.

La posibilidad de fabricación a partir de tan solo 250 unidades hace que este nuevo producto sea totalmente adaptable a todo tipo de necesidades.

La puesta en marcha de este singular proyecto ha supuesto un gran esfuerzo, compensado por la extraordinaria aceptación que está teniendo en el mercado, lo que nos lleva a seguir pensando en una segunda generación de fundas para un futuro no muy lejano.