Desde el pasado mes de diciembre, y con el fin de actualizar los requisitos sanitarios exigidos, hemos implantado un nuevo sistema de calidad en todo nuestro proceso de fabricación de cordones para la industria cárnica, tanto para nuestras cuerdas para jamones (mataderos, salas de despiece y secaderos de jamón), como para nuestros hilos para embutidos, con la seguridad de lograr las actuales exigencias del mercado. Este nuevo sistema ha supuesto cambios importantes en los sistemas de almacenamiento, fabricación, etiquetado, trazabilidad, etc.

Por supuesto, seguiremos atentos a sus sugerencias para seguir mejorando y adaptando nuestros productos a sus necesidades en cada momento.